+34 677 493 539 info@principiar.com

Perfil del consumidor online para el 2014

Perfil del consumidor online para el 2014
19
mar

Como en cualquier negocio, a la hora de gestionar una tienda online, se hace necesario conocer al consumidor, su perfil y como va evolucionando con el paso del tiempo.

Como en casi todo lo relacionado con el e-commerce, una vez más, las expectativas son excelentes. No en vano, la población internauta mantuvo su crecimiento en 2012, alcanzando una cifra de 27,2 millones, es decir, un 69,9% de la población española esta conectada a la red.

Si lo que queremos es definir nuestra estrategia online, podemos apoyarnos en diversos estudios publicados sobre comercio electrónico para sacar conclusiones tan interesantes como las siguientes, tomadas del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI). Entre los aspectos más destacables sobre los que debemos trabajar a la hora de dirigirnos a nuestro posible futuro comprador son:

PERFIL MEDIO DEL COMPRADOR ONLINE: Se situará en edades de entre 25 a 49 años, con nivel socioeconómico medio y medio alto, y residentes en zonas urbanas de más de 100.000 habitantes.

LUGAR DE COMPRA: Los consumidores compran mayoritariamente desde su hogar; concretamente, en un 93’5% de los casos. Esta tendencia se asentará en 2014.

PERIODICIDAD: En 2012, casi un 20% de los consumidores hicieron compras al menos una vez al mes. Esta cifra podría aumentar aún más en 2014, pasando como mínimo a convertirse en compra quincenal. Esto, sumado a que los usuarios de smartphone que compran a través del móvil son compradores habituales y compran al menos una vez al mes, hace que este canal de venta tenga un gran potencial.

MEDIO DE COMPRA: Los smartphones y tablets podrían consolidarse como principales métodos de búsqueda de información. Ya en 2012, el uso de este tipo de dispositivos creció un 15% respecto al año anterior, no resulta extraño que este porcentaje siga aumentando. Un 68% accede a Internet cada día desde su smartphone y nunca sale sin él de casa. La búsqueda en los smartphones influye en las decisiones del comprador y en las compras en diferentes canales y hay que tener en cuenta que más del 24% de estos usuarios han comprado a través de su teléfono.

PRODUCTOS: Los relacionados con el turismo, transporte y alojamiento seguirán siendo los principales sectores en e-commerce, pero se prevé un fuerte aumento en la compra de productos del sector textil, artículos deportivos, la venta de entradas y productos relacionados con la salud y belleza, además de en otros, como en el sector del gourmet.

REDES SOCIALES: No podemos despreciar este medio de difusión, ya que se consolidarán como plataformas de relación con la marca. En la actualidad, uno de cada tres consumidores ya ha establecido una relación online con la marca a través de estas plataformas. Los usuarios de estos medios se han convertido en informadores y su información condiciona la venta.

EXPERIENCIA DE VENTA: Del estudio se desprende que la experiencia de la devolución del producto ha mejorado notablemente: 6 de cada 10 compradores consideran que el proceso fue fácil o muy fácil, una tendencia que se consolidará en 2014. Por cierto, los sellos de calidad online están contribuyendo a aumentar este sentimiento de seguridad para el comprador.

FORMAS DE PAGO: La tarjeta de crédito/débito seguirá siendo la forma de pago preferida a la hora de hacer la compra y poco a poco siguen aumentando en uso y confianza los métodos de pago exclusivamente electrónicos.

No debemos olvidar las exigencias más habituales del comprador online: La elección de tienda dependerá entre otras cosas del cobro de gastos de envío, seguido de las garantías de devolución. Para los no habituales la reticencia está sobre todo en dar los datos financieros y la desconfianza por el uso que se le pueda dar a esa información personal.

No obstante, creemos que una de las principales causas por la que un posible consumidor online decide comprar y se fideliza es la INFORMACIÓN. La claridad y transparencia en la información será decisiva para que un posible comprador tome sus decisiones y aborde un proceso de compra convencido. La información debe ser clara y veraz, aunque suponga avisar de una posible falta de disponibilidad o de un envío fuera del plazo establecido. Si se da la información adecuada, el cliente se sentirá atendido y por tanto valorado.

Resumiendo, tal y como asegura Guillermo de Haro, miembro de U-ta (Centro Universitario en Tecnología y Arte Digital) “El precio, la comodidad y el ahorro de tiempo son los principales impulsores del comercio electrónico B2C en España, una de las principales alternativas de las empresas españolas frente a la situación actual”.

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *